.

El artículo ha sido añadido a su diario de viaje.

Este objeto ya existe en su diario de viaje.

Enviar a un amigo

Su e-mail :

E-mail del destinatario :

Compartir

Permalink :
Bookmark and Share

Moulins en el Borbonés

Desde el siglo XV, entonces capital del Borbonés, mayor ducado de Francia, Moulins ha sabido conservar un arte del buen vivir y un gusto por las cosas hermosas: su famoso tríptico de la “Vierge en gloire” del maestro de Moulins, su antiguo castillo de la "Mal Coiffée", su pavillon de Anne de Beaujeu de estilo renacentista italiano y su antiguo barrio con los numerosos hoteles particulares de ladrillos polícromos entre los que se encuentra la singular Maison Mantin. No hay que dejar de visitar el Centro nacional del traje de escena y de la escenografía, el Centro de la ilustración, el Jacquemart  y la capilla de la Visitación que consolidan el carácter cultural de esta ciudad de Arte y de Historia.
Moulins ... Allier
Moulins ... Allier

La rica historia de Moulins

Desde su fortaleza erigida en Bourbon-l'Archambaut, Aymar, primer señor de Borbón, comenzó en 950 a construir pacientemente su "imperio" o, más concretamente, su ducado. Los monjes cluniacenses de la abadía de Souvigny contribuyeron con esta reputación. Los descendientes de los señores se convertían en duques: primero en Souvigny y luego en Moulins, donde el ducado del Borbonés, antes de ser anexionado al reino de Francia por Francisco I , alcanzaría su apogeo con Ana de Beaujeu. En la época de las guerras de Italia, su hermano trajo a Francia a artistas italianos que introdujeron los primeros elementos arquitectónicos y esculturales renacentistas. Unos cincuenta años más tarde, los Borbones regresaron con fuerza... para quedarse durante dos siglos. Así, la ciudad se convirtió también en "oficina de correos central francesa" durante la guerra de 1870 cuando París estaba rodeada por los alemanes, y en ciudad ocupada cerca de la línea de demarcación en 1940.

 

Patrimonio de Moulins

Moulins ha conservado numerosos testimonios de su época de esplendor: su famoso tríptico de la “Vierge en gloire” del maestro de Moulins, la "Mal Coiffée", antiguo castillo de los duques, el pavillon Anne de Beaujeu de estilo renacentista italiano y su antiguo barrio cuyo encanto es incomparable con sus numerosos hoteles particulares de ladrillos polícromos que bordean patios y barrios mientras que el Jacquemart ameniza con su carrillón las horas de la apacible vida en la ciudad.

CNCS

Esta foto le gusta

CNCS

Lugares que no te puedes perder

También merecen una visita el Centro de la ilustración o el museo de la Visitación, los cuales consolidan el carácter cultural de esta ciudad de Arte y de Historia; más tarde, iremos a comprar bombones, los famosos "palets d'or" de Sérardy antes de tomar un trago en el "grand café" donde Gabrielle Chanel recibiría el sobrenombre de "Coco" cuando cantaba ante los oficiales del barrio Villars y donde ahora se encuentra el Centro nacional del traje de escena y de la escenografía. Los guías conferencistas de la ciudad proponen varias visitas guiadas: casco antiguo, barrio de los Marineros, Jacquemart, capilla de la Visitación.

 

Alrededor de la ciudad, la región borbonesa y más concretamente su bocage, conserva un encanto anticuado que raramente encontramos en Francia en la actualidad: un territorio de setos y praderas suavemente onduladas, una región de aguas bravas y de pequeños robledales que rodean la ciudad con un hermoso collar de verdor.

 

Vea también

Arriba
Tourisme en Auvergne
Ok

Al continuar su navegación por este sitio web, acepta el uso de cookies para medir la frecuencia de consulta de nuestros servicios, optimizar las funcionalidades del sitio web y ofrecerles ofertas adaptadas a sus centros de interés. Más información.

Buscando disponibilidad