.

El artículo ha sido añadido a su diario de viaje.

Este objeto ya existe en su diario de viaje.

Enviar a un amigo

Su e-mail :

E-mail del destinatario :

Compartir

Permalink :
Bookmark and Share

Allier, la dolce vita de Auvernia

Estar situado en pleno centro de Francia le sienta tan bien... es como un punto de equilibrio, de armonía, de bienestar... Encrucijada de las lenguas de Oc y de Oïl, patria del lujo termal y de robledales exuberantes, mosaico de ciudades singulares, de villas con carácter y de una campiña encantadora: Allier. Un nombre que suena como una musiquilla líquida, una canción infantil, un departamento a semejanza de su río, apacible y salvaje, origen de la "dolce vita".

Río salvaje y departamento epónimo

Allier es una tierra de ríos, de pequeñas montañas y, sobre todo, de un bocage único, una tierra modelada que conserva en sus setos vivos, en mil lugares insólitos, la memoria de un pasado lejano. En este antiguo ducado del Borbonés, los Borbones marcaron políticamente Francia, creando una plétora de castillos, iglesias y hermosas residencias.

Al norte de Auvernia, a menos de tres horas de París, el departamento de Allier se abre a los primeros contrafuertes del Macizo Central irrigados por las aguas del río del mismo nombre, salvajes en invierno y perezosas en verano, fuente de este patrimonio natural.
Igualmente horadado por las gargantas del Sioule, atravesado por el Cher y el Loira, este territorio ofrece un mosaico de paisajes contrastados y apasionantes. Ejemplos de ello son los árboles seculares del magnífico robledal de Tronçais, la montaña y el bocage borbonés o la Combraille, otros tantos lugares protegidos y habilitados.

 

Opéra de Vichy
Opéra de Vichy

Duques de Borbón

A esta riqueza natural se añade un patrimonio histórico considerable marcado con la impronta de los duques de Borbón. Más de 500 castillos, entre los que se encuentra el del famoso "Monsieur de La Palice" dignos de ver, de visitar y, algunas veces, de vivir (bed and breakfast), edificios románicos y elegantes ciudades de agua (Vichy, Néris-les-Bains, Bourbon-l'Archambault) jalonan este antiguo ducado de los Borbones, garantes de la seguridad del reino de Francia durante cinco siglos.

 

Actividades familiares

Una extensa red de rutas senderistas y circuitos cicloturistas o ecuestres permite recorrer y descubrir este territorio de sutil encanto. Los más pequeños son los más mimados: el parque de atracciones y de animales Le PAL, Paléopolis, Préhistorama e infinidad de actividades de ocio les están aguardando.


Cuando su día se termina, ¡nuestras veladas le esperan! El festival des Cultures du monde (Festival de culturas del mundo) en Gannat, el de Jean Carmet en Moulins o de los duques de Borbón en Montluçon, "Jazz dans le bocage", rock Préserv' en Broût-Vernet o las Journées Musicales d'Automne de Souvigny (Jornadas musicales de otoño de Souvigny), son otras tantas ocasiones de divertirse, culturizarse y descubrir nuestro patrimonio: intercambio, dimensión humana, apertura, música...

 

Viñedos de Saint-Pourçain
Viñedos de Saint-Pourçain

Gastronomía y sabores

Relacionarse con los artesanos, los viñadores y los productores de Allier, conocerse, degustar y deleitarse con sus productos es una maravillosa manera de sumergirse en Allier. Los vinos con denominación de origen de Saint-Pourçain, el buey charolés y el pollo borbonés, el famoso "paté de patata" y la mostaza de Charroux forman parte de esos productos "embajadores" que hay que degustar en los numerosos restaurantes de Allier.

 

Vea también

Todas las seleccciónes
Arriba
Tourisme en Auvergne
Ok

Al continuar su navegación por este sitio web, acepta el uso de cookies para medir la frecuencia de consulta de nuestros servicios, optimizar las funcionalidades del sitio web y ofrecerles ofertas adaptadas a sus centros de interés. Más información.

Buscando disponibilidad